20 de septiembre de 2016

Costura: manteles individuales con bolsillo


Mi pobre máquina de coser últimamente echa humo. Siguiendo con la temática de la costura hoy os enseño estos mantelitos individuales de tela con bolsillo para guardar los cubiertos. Son ideales para los que nos llevamos el tupper al trabajo porque no ocupan mucho, tienen bolsillo para cubiertos  o para la servilleta y son muy prácticos.

El tutorial para hacer estos manteles individuales lo tenéis en vídeo, en el curso on line gratuito para aprender a coser de Chita Lou y pinchando AQUÍ. Son de nivel principiante así que son un buen proyecto para empezar.

Como son muy rapiditos de hacer y nada complicados, he hecho dos versiones de estos mantelitos y la verdad es que se hacen como churros. Estoy intentando gastar las telas que tengo por casa para poder comprar nuevas telas, así que he aprovechado algunos trozos que tenía guardados para hacerlos. Para los bolsillos he aprovechado algún retal que tenía guardado intentando que combinara un poco con la tela principal. Así que me ha salido un mantel muy femenino con una tela en tonos rosas y estampado de cupcakes que me tiene enamorada combinada con una tela roja con lunares blancos.

El segundo mantel lo he hecho con una tela muy divertida con estampado de pingüinos combinado con tela lisa de algodón en color negro en el bolsillo. Aunque no se aprecia en la foto, la tela trasera también es de color negra porque me quedé sin más tela estampada pero el resultado me encanta. 

Ya tengo otro proyecto casi listo en mi máquina de coser que espero poder enseñaros pronto. Espero que os animéis con la costura, ¡es un vicio!


11 de septiembre de 2016

Saquito térmico de arroz y romero y "El gran libro de la costura"

Cuando llega septiembre siempre me hago algún propósito de inicio de curso y este año me he propuesto ponerme las pilas con la costura para empezar a coser mi propia ropa. La verdad es que creo que le puedo sacar más provecho a mi máquina de coser y quiero aprender a hacer más cosas con ella y exprimirla al máximo. 

Para conseguir mi objetivo he empezado haciendo el curso online "Aprende a coser a máquina" de Chita Lou. Os lo recomiendo porque a parte de empezar por lo básico te enseña un montón de trucos y técnicas que son imprescindibles. Consta de 38 vídeos amenos y útiles y, además, después del curso básico tienes también de manera gratuita el curso "Progresión" (12 vídeos para hacer proyectos un poco más elaborados) y "Trucos de costura" (12 vídeos con pequeños trucos y ayudas). Yo ya los he devorado todos y he descubierto un montón de cosas: hacer ojales, costura francesa, accesorios de mi máquina de coser súper útiles que no sabía ni que tenía...

Uno de los proyectos del curso de costura es un saquito térmico relleno de arroz que hoy os enseño. Es un proyecto básico pero que nunca había cosido así que me puse manos a la obra.
Lo he rellenado de arroz y romero para que huela bien pero se puede rellenar de semillas, lavanda, garbanzos... Éste que nos enseña Sylvia de Chita Lou me encanta porque tiene funda y así puedes lavarla y no te quemas al ponerte el saquito encima. Además, es sencillo de hacer, sin complicaciones y muy práctico. El tamaño final que queda del saquito también me gusta mucho, ni muy grande ni muy pequeño: ideal para meterlo en el microondas a calentar. Se puede usar para calentar la cama, para dolores musculares, para dolores menstruales, para calentarte los pies...

Además del curso de costura a máquina de Chita Lou también estoy dándole un buen uso a uno de mis libros de referencia de costura de mi biblioteca craft: "El gran libro de la costura" de Alison Smith. Este libro es una especie de guia de apoyo muy completa con un tamaño bastante grande, tapas duras y 400 páginas llenas de muchísimas fotos y explicaciones sobre diferentes aspectos de la costura. Os lo voy a enseñar un poquito para que lo veáis:

Este libro se divide en tres grandes secciones:

Herramientas: dentro de esta sección se trata de manera muy detallada el equipo de costura con fotos de cada material y descripciones que las acompañan. Además es una sección muy completa con tipos de tijeras, de agujas, de reglas, de alfileres...  
También se habla de tejidos con más de 16 páginas con fotos de innumerables tejidos y explicaciones sobre cómo se cosen, qué tipo de aguja necesitan, cómo se planchan...
Por último, en esta sección también se trata el tema de los patrones de una manera muy detallada: cómo leerlos, cómo tomar medidas, cómo cortarlos y modificarlos, etc.

Técnicas: es la sección más amplia del libro y se tratan técnicas de costura a mano y de costura a máquina. Abarca desde diferentes puntos a mano, acabados perfectos, trucos, hacer pliegues, volantes, cuellos o bolsillos a diferentes arreglos, forros, cremalleras... Todo lleno de fotos y dibujos para hacerlo más claro y con un total de más de 200 páginas. Es mi sección favorita y la que más consulto porque me parece muy útil.
  
Proyectos: esta es la sección que menos me gusta. Se trata de 18 proyectos de costura a máquina para poder prácticar diferentes técnicas. Hay algunos proyectos que me gustan y otros que no me gustan nada pero eso ya es cuestión del gusto de cada uno. De todas maneras no es un libro de proyectos sinó de técnicas. Los proyectos son variados: delantales, bolsos, cortinas, mantas, cojines, fundas para libretas...
 
Al final del libro hay una especie de guía con dibujos de prendas de vestir con sus diferentes estilos y los nombres concretos de cada una para que sepamos el tipo de prenda de la que se está hablando y sus características básicas. Además, tiene un glosario con términos de costura muy útil para consultar en caso de que no sepamos concretamente de qué se trata.
 
Como me ha picado tanto el gusanillo de darle caña a la costura me he comprado la revista Burda Easy para ver si me inspiro y me animo a seguir aprendiendo y avanzando poquito a poco. La verdad es que sería genial aprender a hacer alguna falda o alguna camiseta de las que salen en esta revista y espero llegar a conseguirlo e ir mostrando mis avances en el blog.

Y vosotras, ¿os animáis con la costura? :)

3 de septiembre de 2016

Bolas de fieltro

¡Ya estamos en el mes de septiembre! Sin darme cuenta se ha terminado agosto y, como siempre, se me han quedado en el tintero muchos proyectos que quería hacer... Cada verano me pasa lo mismo y es que el calor y yo no somos buenos amigos, me deja sin ganas de hacer nada.

Una de las pocas cosas que he estado haciendo es empezar a practicar con la técnica del afieltrado húmedo. Hace muy poco os enseñé nuevo material de afieltrado que compré para practicar y he usado uno de ellos para empezar. Se trata de este kit para hacer bolas de fieltro con lana orgánica que viene con todo lo necesario para aprender.


He empezado haciendo las dos bolas que hoy os enseño: una en tamaño más pequeño con tonos amarillos, fucsias, rosas y azules y la otra en tamaño más grande con cascabel interior para que haga ruido y en tonos azules, blancos, verdes y marrones simulando el planeta Tierra.
La verdad es que no es tan fácil como puede parecer, conseguir dar forma al fieltro mientras mezclas los colores y que se queden bien integrados y sin grietas me costó muchísimo y al final me tuve que ayudar de la aguja de afieltrado en seco para hacer los últimos arreglos.


Al final quedaron bastante redondillas, homogéneas y de buen tamaño y he quedado contenta con el resultado pero está claro que me falta muchísima práctica. Estas dos pelotas de fieltro pueden ser un juguete perfecto para mascotas o bebés ya que al ser de lana orgánica y teñida con tintes naturales no tienen productos nocivos o tóxicos. Además, la bola grande con cascabel hace ruido para estimular los sentidos y jugar.

Os recomiendo que si queréis aprender a hacer bolitas de fieltro investiguéis primero algún tutorial por la red. A mí me sirvió este vídeo en castellano, este otro vídeo en inglés y este paso a paso con fotos. 

Las bolitas de fieltro tienen un montón de aplicaciones como alfombras, posavasos, bolas de Navidad, collares... ¡Hay de todo! Es cuestión de investigar un poco en la red y os sorprenderéis de la de cosas que se pueden hacer. Lo que más me ha gustado que he visto en internet con esta técnica ha sido:

  • Unas alfombras espectaculares hechas de pequeñas bolitas de fieltro vistas en Decorablog.
  • Este tutorial para hacer preciosos posavasos de bolitas visto en Boho Deco Chic.
  • Y este móbil para una habitación infantil que me ha enamorado de My Sparkle.

¡Espero que os animéis! Feliz vuelta al trabajo y a la rutina :)

2 de agosto de 2016

Bolsa de tela con bordado estilo japonés


Me gusta mucho hacer bolsas de tela con algún detalle bordado o combinando tela lisa y tela estampada. Esta bolsa es la última que he terminado y combina una tela azul estilo japonés con una tela de algodón lisa adornada con un bordado que he sacado de una de mis revistas japonesas que tanto me inspiran.

Las bolsas de tela son tan rápidas de hacer que en menos de 20 minutos ya la tienes terminada así que es una labor muy agradecida. Además, es que son muy prácticas para guardar cosas y tenerlo todo ordenado en casa, para ir de viaje, proteger cosas del polvo...


El bordado lo he sacado de la revista japonesa que os muestro en la foto. Se trata de una revista japonesa centrada exclusivamente en el bordado con muchas páginas con patrones y motivos para bordar con diferentes puntos. Además de la gran cantidad de bordados diferentes que muestra, tiene un apartado de patrones de costura para realizar los bolsitos, manteles y las diferentes piezas de tela que nos enseñan.


Las revistas japonesas de labores ya me atrapan de por sí con esas imágenes tan cuidadas y bonitas pero si encima te muestran tantísimas labores, ideas, motivos de bordado, decoración, materiales... La gran pega es que está en japonés pero ya me he acostumbrado a fijarme en las imágenes y a interpretar los patrones con paciencia.


Este calor no me deja dedicarme mucho tiempo a las labores pero poco a poco voy sacando algún rato para ir haciendo alguna cosa. Espero seguir mostrando por aquí más cosas interesantes. 

¡Que paséis una feliz semana! ;)

25 de julio de 2016

Marcia la alpaca



Hace unas cuantas semanas me apunté al Club del Patrón de DMC. Es totalmente gratuito, solo tienes que registrarte con tu email y cada semana recibes un patrón de ganchillo o de punto para poder tejer. El primer patrón que publicaron me enamoró directamente: Marcia la alpaca de Picapau
Es un amigurumi precioso y colorido que dan ganas de tejer en cuanto lo ves. Evidentemente, no me he podido resistir y hoy os puedo enseñar a mi alpaca Marcia.


Nunca había tejido ningún amigurumi de Picapau y la verdad es que la experiencia me ha encantado y, además, he podido aprender mucho. Se trata de un amigurumi que se teje en una sola pieza excepto las orejas y la cola. Nunca antes lo había hecho en los otros amigurumis que he tejido y se agradece no tener que estar cosiendo tantas piezas y hacerlo todo seguido. 


Respeté los colores originales del patrón porque me parecieron realmente preciosos. En realidad, la autora tejió a Marcia con hilo Natura Medium pero yo la he tejido con Natura normal y el tamaño está bastante bien. Le añadí la decoración de las orejas a base de hilos atados a las puntas y por primera vez tejí con la técnica del Tapestry Crochet (o método jacquard) la mantita de colorines que lleva puesta. Por último, le añadí tres pompones pequeñitos a modo de decoración.


Estoy muy contenta con Marcia, ya tiene un lugar privilegiado en mi casa y parece mirar desde la estantería con ese aire orgulloso y esa media sonrisa. Además de Marcia, Picapau ha diseñado otros cuatro amigurumis más de animales autóctonos de América del Sur: una chinchilla, una cotorra, un aguará guazu y una tortuga. No descarto hacer alguno más para que hagan compañía a mi alpaca...

¡Que tengáis una feliz semana! :)

7 de julio de 2016

Decorando con sellos y washi tape


He vuelto a ponerme con el carvado de sellos con la ayuda del libro de Ishtar Olivera "I heart Stamping" del que ya os he hablado en el blog no hace mucho. La verdad es que el libro es muy inspirador y me encanta mirar sus páginas mientras voy pensando qué sellos voy a carvar y en qué los voy a utilizar.

Esta vez he carvado dos sellos bastante sencillos del libro: una paloma y una flor. No resultan muy complicados y quedan preciosos con esos detalles interiores en forma de pequeños puntitos.


Una vez tuve hechos los sellos, me puse a pensar en qué podría utilizarlos y se me ocurrió hacer una especie de toppings para decorar las plantas que tengo por casa y darles así un toque de color diferente. Tan solo necesité brochetas de madera largas, cartulina, washi tape y mis nuevos sellos recién carvados. 


Solo hay que estampar el sello en la cartulina, recortarlo dejando un poco de margen para que resalte más y sujetarlo a la parte de arriba de la brocheta con un trocito de washi tape por detrás. Después le añadí unos adornos de washi tape en forma de lazos, banderines, hojas... simplemente recortando la forma con unas tijeras. El resultado es colorido y bonito y así es como queda una vez colocados en el macetero:


Son muy fáciles de hacer y muy entretenidos. Una forma diferente de dar un toque de color a vuestras plantas o a lo que se os ocurra. :)

1 de julio de 2016

Afieltrado y más


¡Hoy empiezan oficialmente mis vacaciones! Como cada verano me propongo hacer muchas, muchas, muchas labores: costura, ganchillo, punto, carvado de sellos... Y este verano me he propuesto ponerme a tope con el afieltrado. Para poder dedicarle tiempo a afieltrar tengo materiales nuevos que espero poder usar ya mismo. 

Como podéis ver en la foto anterior tengo lanas nuevas para afieltrar. Una de ellas es un pequeño surtido de 4 colores orgánicos y naturales sin teñir que me encantan para hacer animales. La otra caja es un surtido de 14 colores de lana orgánica teñida con tintes naturales que son una preciosidad. ¡Estoy deseando ponerme a afieltrar!


Además del afieltrado en seco con agujas, me he propuesto iniciarme en el afieltrado húmedo. El afieltrado húmedo es un tipo de afieltrado en el que no se utilizan agujas para dar forma a la lana sino que se moja con agua y un jabón especial y se modela la lana para ir creando la forma que quieres. Para empezar con esta técnica tengo un kit para hacer bolas de fieltro que viene con lanas de colores orgánicas, relleno orgánico, cascabeles para poner en el interior de las bolas y un jabón. ¡A ver qué tal se me da!


Por supuesto, para ayudarme un poco en esto de afieltrar tengo un libro nuevo precioso llamado "Little Needle-felt animals". Se trata de un libro en inglés con instrucciones detalladas para realizar 30 animales diferentes con la técnica del afieltrado en seco. ¡Qué ganas de ponerme con ellos!


Y como no me puedo resistir... He tenido que hacerme con más washi tapes!!! Es que me encantan estos estampados nuevos veraniegos de rayas que pueden dar tanto juego para decorar... Además de los floreados tipo vintage que son una preciosidad y de los coloridos estampados festivos... ¡No tengo remedio! 

Bueno, espero aprovechar el tiempo de vacaciones para ponerme a ello y enseñaros por aquí lo que vaya saliendo de estos materiales...

¡Feliz verano! :)

12 de junio de 2016

Washi Tape... manía!!!



Mi colección de Washi Tapes

Esta semana he dejado un poco de lado las lanas, las telas y las agujas para sacarle partido a los Washi Tape que tengo en casa. A mí me encanta el Washi Tape, me parece muy práctico para decorar objetos y paredes. Por ejemplo, para colgar láminas en la pared son ideales porque pegan genial y si los quieres quitar no se llevan la pintura de la pared. Además, se adhieren a casi cualquier superficie: papel, cartón, madera, plástico, cerámica, cemento...



Aprovechando que tengo en casa el libro "Washi Tape Manía" de Chris Bravo (autora también del blog "Little Hannah") me he puesto a leerlo y a hacer algunos de los proyectos que contiene. Es un libro que tiene más de 25 proyectos para hacer con Washi Tape divididos en dos categorías:
  • Washi Tape para principiantes. Son 10 proyectos sencillísimos de iniciación como toppers, velas, mini-guirnaldas, marcapáginas, etc. 
  • Proyectos paso a paso. Aquí estarían los 25 proyectos principales del libro. Son un poco más complejos pero aptos para todo el mundo: tarjetas, molinillos, lazos, cajitas, pegatinas, colgantes...
La verdad es que en menos de media hora he decorado lápices, palillos, velas y un bote de crema vacío que he convertido en un jarrón improvisado. Si aún no tenéis Washi Tape en casa os recomiendo que lo probéis porque una vez que lo empecéis a usar va a ser un producto imprescindible en vuestra casa para decorar y embellecer cualquier cosa que se os ocurra. Mirad lo que me cundió solo media hora de trabajo:


Personalmente, me gusta muchísimo el Washi Tape para personalizar jarrones de cristal o de cerámica preferiblemente blancos para poder añadir textura y color. Son ideales para reciclar botes de yogurt de cristal, botes de crema corporal, botellas de vino... y reconvertirlos en elegantes jarrones 100% reciclados. Yo, de momento, tengo dos jarrones reciclados de una botella de batido y de un bote de crema:


La única pega que le encuentro al Washi Tape es que es muy adictivo. Yo empecé solo con un par de ellos para pegar láminas en la pared y poca cosa más. Poco a poco fui viendo sus posibilidades y se me hizo necesario comprar más para tener más variedad de color, de estampados y de grosor para poder ir combinándolos entre ellos. Sin darme cuenta he ido recopilando más de una veintena de Washis. Aquí podéis ver mi colección en forma de flor:


En fin, que yo ya he caído en las redes del Washi Tape. Para mí es un básico de mi material para manualidades por su versatilidad y su facilidad a la hora de pegar y despegar... He decorado cargadores, cajas, maceteros, espejos... ¡e incluso muebles! Ahora solo me falta encontrar alguna buena idea para almacenarlos porque a este paso la cesta de trapillo donde los guardo se queda pequeña. ¿Alguna sugerencia? ¿Vosotras también los utilizáis?


5 de junio de 2016

Alpaca de lana afieltrada


La alpaca es un animal adorable, tan suave, alegre, tierno, inteligente... A mí me parece precioso con ese pelaje tan bonito y apreciado que puede llegar a tener tantos colores: marrón, gris, blanco, negro...
La verdad es que nunca he visto a ninguna con el pelo en tonalidades rosas y fucsias pero hoy os puedo enseñar a una alpaca de pelaje rosa que es única en su especie: mi alpaca afieltrada.


Esta pequeña alpaca rosa tiene características similares a sus parientes, las alpacas comunes: habita en la montaña, es una especie social y domesticada, es herbívora y con carácter. Pero también tiene rasgos distintivos que la hacen especial como su pelaje rosa, un lazo naranja que decora su cabeza, su collar de corazón y su pequeño tamaño. 


¿Verdad que es bonita? Pues la he hecho siguiendo un vídeo-tutorial genial de Flying Mío que podéis ver si hacéis clic AQUÍ. Está en inglés pero las imágenes se explican por sí mismas. A decir verdad en el vídeo tutorial parece mucho más fácil conseguir dar forma a cada parte de la alpaca pero la realidad es que se necesita tiempo y paciencia. 
La alpaca del tutorial es una versión en fieltro inspirada en unas famosas alpacas de peluche japonesas llamadas Alpacasso que son toda una sensación en Japón.


La verdad es que disfruto mucho con el afieltrado, es relajante ir dando forma a las piezas, unirlas pinchando con la aguja, añadirle los detalles y disfrutar de lo que has creado con tus propias manos. Si aún no lo habéis probado os lo recomiendo muchísimo. 

¡Disfrutad del domingo! :)

28 de mayo de 2016

Paseando limones... de amigurumi.


¡Vivan los limones! La verdad es que el limón es una fruta que no solía consumir casi nunca hasta que mi madre tuvo un limonero en casa. Fue entonces cuando me iba regalando limones preciosos y yo tenía que ir dándoles salida: pasteles, salsas, aderezos de otros platos, limonada casera...
Ahora siempre tengo limones en casa y los uso mucho en la cocina. Incluso me he comprado un pequeño limonero al que estoy esperando que le salgan sus primeras flores.

Hoy la cosa va de limones pero de limones tejidos con hilo y aguja de crochet. ¿Por qué limones? Porque en el blog de Paseando Hilos Clara comparte un patrón gratuito para poder tejer un limón, participar en un sorteo vía Instagram y ganar un kit de material para hacer amigurumis. Debes publicar una foto en Instagram de tu limón tejido con el hashtag "Paseando limones" y nombrando a Clara para poder participar.  Me pareció la excusa y el empujoncito perfecto para ponerme a tejer mi limón. 


Es un patrón de lo más sencillo y se teje en una tarde. Yo lo he tejido con hilo DMC Natura en color Tournesol, que es el amarillo más limón que he encontrado entre mis lanas. Al final, después de ponerle los ojos y bordarle la sonrisa, me pareció que tenía más pinta de "limona" que de limón así que le puse colorete rosa y un lazo de fieltro a modo de hojas de limonero.
Es un amigurumi muy bonito y muy sencillo para las principiantes. ¡Espero que os animéis! Y si queréis participar en el sorteo de "Paseando limones" aún estáis a tiempo hasta final de este mes.


¡Feliz fin de semana! ;)